¿Por que existe la noche y el día?

 

 

 

¿Por que existe la noche y el día?

¿Por que existe la noche y el día?

Supongo que a estas alturas a nadie se sorprenderá si digo que me encanta la mitología y sobretodo la japonesa, todas esas historias de seres mágicos, animales con forma humana, dioses caminando por el mundo de los humanos y demás, son simplemente increíbles.

A parte de toda la información que puedo conseguir en la red siempre me gusta disponer de un apoyo “físico” con el que pasar los ratos muertos, esta vez ha caído en mis manos “Antiguos mitos japoneses” de Nelly Naumann una obra que narra desde la creación de Japón hasta la aparición casi divina de la figura del emperador. También nos presenta las diferentes similitudes entre las culturas china, coreana y japonesa. Realmente sorprendente, aunque de lo que quiero hablarlos hoy es de algo tan básico como el “Por que existe la noche y el día

 

Cuenta la historia que Izanagi como dios creador otorgo a sus hijos Amaterasu y Tsukuyomi el reino del cielo y el reino de la noche respectivamente. Al principio de los tiempos ambos corrían libres por la tierra por lo que no existía el concepto de noche y día simplemente dependiendo de que dios estuviera mas cerca se vería más o menos luz.

Amaterasu era conocida como una diosa benevolente de hecho se preocupaba por los humanos que poblaban la tierra, un día tras ver el sufrimiento de los humanos pidió a su hermano Tsukuyomi que fuese a buscar a la diosa de la alimentación para evitar que estos pasasen hambre. Tsukuyomi encontró a la diosa de la alimentación Ohogetsu-hime la cual al verlo decidió agasajarlo con sus mejores regalos, para ello preparo una mesa con joyas que extrajo de sus fluidos nasales, con alimentos que salieron de su saliva y con toda una serie de presentes que salieron de los sitios mas inoportunos. Tsukuyomi asqueado por tal osadía decidió asesinar a la diosa de la alimentación, de su sangre salieron los animales y las plantas gracias a los cuales los humanos podemos sobrevivir.

Amaterasu al ver como Tsukuyomi asesinaba a la diosa de la alimentación entro en cólera y le dijo a su hermano que no lo quería ver nunca más y que a partir de ese día el sol y la luna estarían separados eternamente por un día y una noche.

Posts relacionados

Posts relacionados

  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi
  • Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi
  • La leyenda de Susanoo
  • Kirin
  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi

     

    Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi

    La leyenda de Susanoo

    Kirin

    Share this:

    Share this:

  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi
  • Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi
  • La leyenda de Susanoo
  • Kirin
  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi

     

    Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi

    La leyenda de Susanoo

    Kirin

    Share this:

    Share this:

  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi
  • Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi
  • La leyenda de Susanoo
  • Kirin
  • Amaterasu, Susanoo y Tsukuyomi

    Sant Jordi a la japonesa – Yamata-no-Orochi

    La leyenda de Susanoo

    Kirin

    Share this:

    Share this:

     

     

    Update cookies preferences