Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Aside

Colega… ¿Donde esta mi bici?

Creo que tengo un problema… cuando me da por algo, soy incapaz de dejarlo estar y hacer las cosas que debería. El caso es que el sábado por la noche me baje la serie “Code Geass” que tanto me han recomendado y entre la noche del sábado (que me acosté a las 5am), el domingo y esta noche me he cascado unos 34 capítulos…

Perdonarme por no escribir post ayer y por el de hoy que imagino que va un poco cojo pero bueno, ya solo me quedan 11 capítulos… y todo volverá a la normalidad!!

Hacia tiempo que tenia estas fotos guardadas para publicarlas en el blog pero por falta de información nunca llegue a publicarlo. Paseando por Amsterdam el verano pasado nos encontramos con esta curiosa estampa, se trata de un parking de bicicletas en uno de los laterales de la estación central y os preguntareis ¿Que puede tener de curioso un parking de bicis?

Parking bicicletas Amsterdam

Eso del puente ¿Son mas bicicletas?

Parking bicicletas Amsterdam

Pues si… y para el otro lado ¿Que habrá?

Parking bicicletas Amsterdam

Mas bicicletas!!!??

Sin exageraros pero estando allí echamos unos números rápidos y mas o menos debería de haber unas 1000 bicicletas, únicamente había visto tal densidad de bicicletas en las ciudades de la periferia de Japón!

Aside

Genjutsu operativo de nuevo

Después de algunos días de vacaciones el blog vuelve a la normalidad, con fuerzas renovadas y con un montón de novedades que gracias al tiempo libre he podido desarrollar después de mucho tiempo.

Los que me seguís por twitter ya sabréis que he estado por Mónaco, también hemos realizado alguna visita puntual a la parte norte de Italia pero principalmente nos hemos movido por el que es el segundo estado más pequeño de la Unión Europea.

Casino de Montecarlo

Destacar que todo lo que se escucha de este país es cierto;

Pequeño -> De hecho es tan pequeño que puedes caminarlo de una punta a otra en menos de una hora.
Abrupto -> Pues sí, encima de ser pequeño todo el terreno es irregular de narices!
Envidia -> Que da un poquito de asco de la cantidad de ricos que lo pueblan…
Coches -> Si te gustan los coches, te gusta Monaco
 

Conforme vaya procesando todas las fotos del viaje (que son muchas) os iré hablando de este lugar.

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 10 Amsterdam – Annecy

Esto se acaba señores, nuestro último destino se acercaba aunque para llegar hasta el debíamos atravesar las inmensas montañas que forman los Alpes franco-suizos. Tengo que decir que en pocos viajes he podido disfrutar de unas vistas tan magnificas como en este tramo, pasamos por zonas en las que la carretera estaba literalmente colgando de la montaña sujeta únicamente por vigas de acero que atravesaban la montaña en diagonal. Imaginaros si íbamos altos que literalmente estábamos atravesando nubes.

Annecy es un pueblecito que está literalmente incrustado en medio de los Alpes franceses a pocos kilómetros de la frontera con suiza, gracias a esto esta población comparte lo mejor de ambos países. A todo lo anterior tenemos que sumarle la belleza del entorno a parte de encontrarse rodeado por montañas está emplazado a orillas de un inmenso lago con el que también comparte el nombre. Sus principales atractivos son las edificaciones, el entorno y el precioso canal que atraviesa todo el pueblo.

Lo primero como siempre era aparcar, no queríamos complicarnos mucho así que lo metimos en el primero que encontramos me parece que era el parking de un centro comercial. Lo segundo para variar era buscar la oficina de turismo aunque por desgracia para nosotros estaba de obras y la habían trasladado a la otra punta, supongo que al vernos la cara de circunstancias se nos acercó un abuelito que nos dijo los sitios que teníamos que ver y el recorrido que debíamos hacer.

Al salir del núcleo urbano sorprende ver el inmenso lago rodeado por enormes parques, ideales para pasear o realizar cualquier deporte. Eso sí a pesar de estar en verano no había nadie en el agua ni siquiera mojándose los pies, cosa que yo si hice y os puedo asegurar que si os metéis en esa agua se os quedaran los huevines como nueces de Macadamia… Pasamos el día por el pueblo siguiendo sobretodo el canal que es impresionante lo limpio que esta y la cantidad de vida que hay en él, había zonas que el agua era totalmente transparente devolviendo tonos turquesas dignos de playas paradisíacas.

Se me metió entre ceja y ceja que no quería irme de Francia sin comer una Fondue y a pesar de no ser la época conseguimos que nos la prepararan en un restaurante a orillas del canal. Poco después de comer nos metimos en el coche y pusimos rumbo a la ciudad condal para abrazar de nuevo a mi querida almohada :D

Aside

Eurotrip ’10 -> Día 9 Amsterdam – Luxemburgo

La mañana siguiente al espectáculo pirotécnico nos despertamos con un diluvio tremendo, aquello parecía el apocalipsis, nubes negras que parecían un techo mal pintado, no había ni un resquicio de sol. Sin pensarlo dos veces revise el tiempo en Internet y vi que tenía para todo el día. Muy a nuestro pesar decidimos continuar el viaje a ver si conseguíamos capear ese temporal cambiando de país.

Luxemburgo

La salida de Ámsterdam nos recordó que nuestro viaje se acerba a su fin ya que estábamos regresando a España. Holanda era el país más al norte que visitaríamos durante todo el viaje por lo que todos los kilómetros de aquí en adelante serian de vuelta.

La idea era reducir el número de días del viaje pasando de largo Luxemburgo y dirigiéndonos directamente a los Alpes franceses, así que pusimos rumbo a Annecy en el GPS y a las 08:00 ya estábamos cogiendo la autopista para salir de Ámsterdam. La ruta era de unos 1.000km casi 10 horas de carretera así que dábamos el día por perdido. Por pura casualidad tuvimos que repostar cerca de Luxemburgo y me dio por mirar en el GPS por donde quedaba, se me quedo cara de tonto cuando vi que pasábamos a 10 minutos de Luxemburgo, sin pensarlo dos veces nos decidimos visitar la ciudad.

Luxemburgo - Muralla

La verdad que la sensación nada más bajar del coche fue muy diferente del resto de capitales europeas que habíamos visitado. Luxemburgo se encuentra literalmente en medio de la montaña, la ciudad se encuentra a dos niveles, el más bajo donde se encuentran la zona mas antigua y la parte alta donde están los edificios gubernamentales y las edificaciones más modernas. Lo que más llama la atención es la cantidad de vegetación, da la sensación de estar en medio de un autentico bosque, es algo realmente increíble.

Después de visitar la parte del puente y hacer las fotos correspondientes fuimos dirección a la oficina de turismo, donde nos atendieron de maravilla indicándonos incluso el estado del tiempo y de sitios que podríamos visitar en caso de que se pusiera a llover. Ahora toca llenar el estómago así que comimos en una pequeña taberna en el centro, yo comí una especie de carne de cerdo ahumada con puré de patatas y chucrut que estaba tremendo.

Luxemburgo - Ville

Por la tarde nos dedicamos a visitar la fortaleza amurallada y la parte inferior de Luxemburgo, todo fue genial hasta que el diluvio de Ámsterdam nos encontró de nuevo y nos obligó a huir de la ciudad. Aprovechamos para reducir kilómetros hasta que nos entró el sueño y nos vimos obligados a refugiarnos en un hotel de carretera.

Aside

Las casas torcidas de Amsterdam

Aprovechando que nos encontramos en la etapa holandesa de nuestro recorrido a través del Eurotrip ’10 quería hablaros de una de las cosas que más sorprenden a la hora de visitar a Ámsterdam. Lo más sorprendente de esta ciudad no son los Coffee Shops o sus precioso tulipanes si no la increíble inclinación de sus casas!!

He estado leyendo un poco sobre el tema pero me parece a mí que nadie tiene del todo claro los motivos, eso si todos coinciden en que existen dos tipos;

Inclinación hacia los lados: Suele deberse al terreno pantanoso en el que se construyen los edificios al tratarse de terreno ganado al mar este puede acabar cediendo con el paso de los años y provocando que el edificio se incline.

Inclinación hacia adelante: Aquí existen varias versiones;

Se inclinan hacia adelante para facilitar la tarea de subir mercancías desde los canales, si os fijáis en la mayoría de edificios encontramos en su parte alta una polea.

Antaño se pagaban los impuestos por el tamaño de la planta baja por lo que muchos tenían plantas bajas más estrechas que las plantas superiores.

Para proteger la estructura de los cambios climáticos, digamos que hacía de paraguas para la parte inferior.

Mucha gente opina que ver las casas así da la impresión de caos o de precariedad pero que queréis que os diga a mí me pareció realmente curioso. No hacia otra cosa que fijarme en las diferentes fachadas de los edificios. En más de un caso llegue a ver una fachada que estaba literalmente apoyada sobre el edificio colindante.

Yo creo que es un encanto más de esta ciudad y… ¿Vosotros que opináis?

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 8 Amsterdam (Parte II)

Después de pasear por el mercado de las flores decidimos ir a comer, buscamos algo un poco apartado del centro intentando escapar de la zona de turística. Acabamos en uno de los canales externos comiendo en una pintoresca terraza con vistas a los canales. Yo me decante por una típica sopa de guisantes con picatostes a base de verduras y de segundo una degustación de quesos de la zona con varios tipos de queso Gouda y de Edam.

Canales de Amsterdam

Con el estómago lleno volvimos de camino al centro hasta que prácticamente sin querer chocamos con el museo de Heineken y como nos pareció curioso decidimos entrar para ver que nos deparaba. Tengo que decir que fue una gran sorpresa lo bien que se lo han montado los holandeses, un edificio enorme con muchísimas zonas diferentes y totalmente ambientadas donde puedes desde descubrir como fabrican la cerveza hasta degustarla encima de una Microsoft Surface.

Ahora sí que pusimos rumbo al centro donde sacamos unos billetes para un paseo en barco por los canales de la ciudad, nos costó casi 30 minutos decidirnos por uno, las opciones eran o hacerlo sobre las 19 cenando pizza o a las 22 haciendo una cata de vino y una degustación de quesos (mas quesooooo) al final nos decantamos por la opción más romanticona a las 22:00.

Iglesia en Amsterdam

Mientras hacíamos tiempo para la ruta en barco visitamos la zona del barrio rojo, la parte más cercana al centro está llena de pubs y se respiraba un ambiente festivo importante, habían varias bandas tocando por la calle y prácticamente no se podía ni caminar. El resto de la tarde lo invertimos en algunos mercadillos y visitando las plazas más conocidas.

A eso de las 21:30 volvimos al centro y cogimos el barco, al principio del recorrido el capitán nos dijo que tenía una sorpresa para nosotros y así comenzó el tour, la verdad que si Amsterdam ya es bonita de día, de noche lo es aún más, poder ver todas las luces de la ciudad reflejadas en los canales es un auténtico privilegio, a mí el recorrido en si ya me gusto.

Embarcación improvisada en Amsterdam

Al final del recorrido el capitán nos indica que para la sorpresa nos teníamos que desviar y cogió rumbo hacia la bahía donde había prácticamente un centenar de embarcaciones, desde las más pequeñas hasta auténticos yates. Al poco de llegar comenzó a sonar una música y al poco comenzaron los destellos, un auténtico espectáculo piromusical en medio de la bahía, una maravilla, casi 25 minutos de espectáculo y al acabar todas las embarcaciones hicieron sonar su bocina, indescriptible!. Antes de bajar estuve hablando con el capitán y me comento que hoy era la culminación a un festival que se celebra cada 5 años, lo único que podía pensar era que el karma nos estaba recompensando por lo de la noche anterior.

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 8 Amsterdam (Parte I)

Después del tute del día anterior se nos pegaron un poco las sabanas, creo que es más que comprensible, aunque a las 09:30 ya estábamos en pie. Una vez en recepción hablamos con la simpática recepcionista que nos indicó un par de sitios de visita obligatoria. Al salir a la terraza del hotel para desayunar vimos unas cuantas bicicletas con el logotipo del hotel así que lo preguntamos a la recepcionista si estaban para el uso de los clientes, nos dijo que si, que era totalmente gratis, sin dudarlo reservamos dos bicicletas para los dos días que estaríamos en la ciudad y creo que fue de las mejores elecciones de todo el viaje.

Lo más difícil de ir en bicicleta por Ámsterdam es el hecho de que la mayoría de bicicletas de paseo en Holanda no tienen los frenos en el manillar como estamos acostumbrados por estos lares. Yo estoy seguro que no soy el único que mueve los pedales hacia atrás haciendo ese ruidito de carraca cuando hay una cuesta abajo ¿Verdad? Pues en Holanda ir con cuidadito porque si hacéis esa acción un poco fuerte os vais de cabeza contra el asfalto ya que el freno esta en los pedales, basta con moverlos hacia atrás con delicadeza. A parte de esta característica hay zonas donde a pesar de que las bicicletas tienen preferencia es prácticamente imposible transitar.

El primer objetivo era llegar hasta la zona de la estación central donde estaba el punto de información turístico, tengo que decir que fue de los mejores que vimos, amplio, multitud de taquillas y de ordenadores donde poder consultar información de forma rápida y simple. Como era habitual nos recomendó una ruta por la ciudad que incluía entre otros puntos el Rijksmuseum, la iglesia de San Nicolás y el barrio rojo.

La primear parada fue el mercado de las flores, creo que es una visita obligatoria, es impresionante la cantidad de plantas y semillas que se puede comprar/ver. El resto de la mañana la invertimos en perdernos y pasear tranquilamente por los diferentes canales que atraviesan la ciudad, una experiencia que recomiendo a cualquiera que visite esta ciudad.

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 7 Bruselas – Amsterdam

Después de comernos un buen estofado al lado de la Grand Place de Bruselas, pusimos rumbo hacia nuestro tercer país, Holanda. Esta etapa se hizo un poco más dura de lo normal ya que habíamos conducido 2 horas por la mañana y nos quedaban otras dos. Por si fuera poco el GPS se volvió loco a la entrada de Ámsterdam y no éramos capaces de encontrar el P&R donde teníamos pensado dejar el coche 2 días. Total que al final tardamos casi 3 horas desde Bruselas, pero ahora ya teníamos el coche bajo techo, las maletas en la mano y los billetes de tranvía para ir al centro.

Una vez en el centro comenzó uno de los momentos más duros del viaje. Supongo que con la ilusión de entrar en una nueva ciudad no nos fijamos en la cantidad de personas, barcos, coches y bicis que había por todos lados, pensamos que era normal en una gran urbe como Ámsterdam. Pero conforme íbamos caminando y preguntábamos en hoteles, donde curiosamente ninguno tenía habitaciones libres incluso algunos tenían un cartel en la puerta indicándolo. Estuvimos caminando casi 5 horas arrastrando las maletas hasta que entramos en un hotel a las 2 de la mañana desesperados y cabreados, el chico después de decirnos que no tenía sitio en su hotel, nos preguntó si podía ayudarnos, como os imaginareis en este punto no estábamos como para rechazar ninguna ayuda así que le dijimos que adelante. El chico comenzó a llamar a todos lados y nos encontró una habitación a 7 minutos en bici del centro, perfecto, este tío se convirtió en mi nuevo ídolo.

Evidentemente esto no podía acabar así de fácil, siguiendo las instrucciones del chico cogimos el tranvía dirección “Roelof Haatsraat” y que una vez llegáramos allí que preguntáramos, claro, que fácil, a las 2 de la mañana encuentra tu a alguien. Cuando llegamos no había ni un alma en la calle, lo único un bar medio cerrado así que para allí fuimos, siguiente problema, como decirle a un Holandés que estás buscando la calle (ojo al dato) Bronckhorststraat y que te entienda. Al final con un poco de señas nos entendió lo justo para decirnos que no tenía ni idea. Así que nos dispusimos en plan último superviviente nos tiramos la manta a la cabeza y nos pusimos a caminar sin ton ni son pero la fortuna quiso que lo encontráramos relativamente fácil…

Al llegar al hotel la chica de recepción, una simpática cubana, nos comentó que ese fin de semana era un festival del mar que solo pasa cada 5 años. Se trataba del “Sail Amsterdam 2010” un evento en el que todos los barcos de la zona se agolpan a las puertas de la ciudad y las embarcaciones más pequeñas entran en los canales donde realizan conciertos y representaciones flotantes. También nos comentó que habíamos tenido muchísima suerte, que justo esa misma tarde habían cancelado la habitación donde estábamos y que era su única habitación libre (Un golpe de suerte, por fin!!!). Subimos a la habitación dejamos las cosas y nos fuimos a cenar por la zona al único bar que había abierto, tal como acabamos subimos a la habitación y nos tiramos en la cama con la ropa puesta.

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 7 Brujas – Bruselas

El planing para hoy era simple, hacer los 200km escasos que había hasta Bruselas, encontrar un hotel en el que dormir y visitar la ciudad sin más complicaciones… Pero al final nada de eso paso y se convirtió en uno de los días más largos de todo el viaje…

Llegamos a Bruselas sin problemas de hecho casi nos asustamos porque aparecimos de repente en medio de la ciudad un poco sin saber cómo habíamos llegado. Lo siguiente era buscar un parking, voy a meterme en el primero que encuentro cuando veo 4€>1h a lo que respondí con un sonoro “AL IGUAL!” di media vuelta como pude en medio del parking y a por el siguiente. No sé si es que tuvimos mala suerte o que pero no dimos con ninguno decente y casi sin querer nos metimos en el extrarradio de Bruselas… aquello parecía un auténtico ghetto, las casas medio destrozadas, coches en segunda y tercera fila dejando un solo carril para dos sentidos, niños descalzos, mi primera reacción fue echar el pestillo del coche e intentar salir lo antes posible. Por cierto punto negativo para los conductores belgas, bordes, agresivos y maleducados.

Cuando por fin encontré de nuevo la carretera principal nos metimos en un parking y comenzamos la visita, como venía siendo costumbre lo primero era ir a la oficina de turismo aunque aquí echando mano de una guía de viajes aprovechamos para ver algunos edificios de camino, como el edificio de la bolsa, la iglesia de San Nicolás y la plaza del ayuntamiento. Otro minipunto negativo para la oficina de turismo, los dos dependientes que nos tocaron no podían ser más bordes, casi de mala gana nos hicieron 3 garabatos en el mapa y nos dijeron que hiciéramos esa ruta, cuando les pedí que me contaran un poco que había en la ruta me dijeron que me comprara un libro

Seguimos el recorrido y vimos la Galería Saint Hubert la galería comercial más antigua de Europa, la Iglesia Notre Dame, la Grand Place, la tienda de Tintín, estuvimos en la parte del parlamento, vimos el Manneken pis (por cierto, menuda decepción, mi hermana tenia muñecas más grandes) y visitamos un par de mercados de antiguedades.

No sé si sugestionados por el embrollo del coche o por la oficina de turismo pero la ciudad no nos gustó casi en ningún aspecto, por lo que al mediodía decidimos comer y plegar dirección hacia Ámsterdam, aunque esta epopeya bien merece otro post…

Aside

Eurotrip ’10 -> Dia 6 Gante – Brujas

Me acabo de dar cuenta que en el anterior relato de mis vacaciones confundí Gante con Brujas, lo acabo de corregir, hoy sí que os hablare de Brujas. Y es que sin lugar a dudas Brujas fue una de las ciudades que más nos gustó, tanto por su arquitectura como por sus gentes.

Lo primero como ya venía siendo de costumbre al entrar en una ciudad era aparcar el coche, tenía que estar en un sitio cerca de la ciudad para poder ir andando o transporte público y a la vez lo suficientemente lejos como para que no te clavasen 4€ por hora. En Brujas tuvimos la suerte del novato de nuestro lado ya que desde la carretera principal divise un parking y sin consultar el mapa allí nos metimos, al final resultó ser el parking de una fábrica pero como nadie dijo nada… Estábamos a 5 pasos del primer canal y a unos escasos 10 minutos del centro histórico de Brujas.

Como el trayecto entre las dos ciudades es de menos de dos horas llegamos bastante temprano, incluso antes de que abrieran la oficina de turismo así que decidimos sentarnos a desayunar en medio de la plaza Mayor. Como no podía ser de otra manera nos metimos entre pecho y espalda un buen chocolate caliente belga y un gofre con aun más chocolate.

Con el estómago lleno nos dirigimos a la oficina de turismo donde nos hicieron el recorrido de marras, lo primero subir las 600 y pico escaleras a lo alto del campanario, por supuesto por unas escaleras en las que no le cabe el pie ni a mi primo de 3 años y por supuesto son de subida y de bajada lo que convierte la excursión en un auténtico deporte de riesgo. Después del campanario estuvimos por la Plaza de Brujas visitando el ayuntamiento, después seguimos por la catedral de San Salvador.

Cuando nos empezaron a doler los pies de caminar decidimos coger un viaje por los canales y así ver la ciudad desde otro punto de vista, un acierto total. La arquitectura de la ciudad, los puentes e incluso las aves que anidan por la zona dan un toquecito idílico a este paseo.

Con la lección aprendida de Gante preguntamos en todos los hoteles del camino hasta que encontramos uno cerca del coche y bastante bien de precio,así que fuimos a por el resto de bártulos al coche y digamos que ya teníamos el resto del día “libre”.

El resto del día nos dedicamos a pasear por las calles de Brujas y a hacer algunas compras, sobretodo chocolate. Por la noche salimos a tomar algo, para ser un día entre semana menudas juergas que montan los belgas :D!